STOP a la amargura

STOP a la amargura

Los psicólogos llevan años, enumerándonos y aconsejándonos muchas actitudes que tendríamos que tener ante la vida para afrontarla con más alegría. La verdad es que, por desgracia, cada vez trato a más pacientes con los pliegues de amargura más pronunciados. Son estas arrugas que van de cada comisura del labio hacia abajo, las reponsables de hacerte tener la cara enfadada todo el día