Equilibrio en Medicina Estética

El fin es facilitar que el paciente consiga una mejora de su aspecto gracias al Equilibrio en Medicina Estética. Se trata de técnicas cada vez menos agresivas, sin apenas efectos secundarios y dé resultados discretos y naturales. Además, su compatibilidad con la actividad del día a día facilita su aplicación en los tratamientos. Para ello, creo que es importante saber aconsejar al paciente desde el punto de vista médico, estético y emocional. Somos todos distintos y la personalización de los tratamientos es fundamental. Factores como la edad, peso, facciones, salud, profesión, personalidad, estado de ánimo e incluso el lugar donde residimos, influyen en el resultado. Por ello me gusta conocer y pactar antes con los pacientes el concepto de resultado natural.

Luego está la experiencia, que me dice que todo es relativo, y que cada uno ve las cosas de forma diferente. Aquí es donde entramos los profesionales para orientar y ayudar a mejorar con equilibrio a la persona que estamos tratando. Hoy en día es posible realizar tratamientos sin pasar por cirugía, y es importante decidir cómo remodelar una nariz con sustancias de relleno, mirando que el perfil esté siempre proporcionado con la forma de los labios.

También es posible dar más luz a la mirada, suavizando el color de ojeras con carboxiterapia, peelings, plasma. Se consigue, además, un buen resultado rellenando las depresiones peri-oculares con ácidos hialurónicos de nueva generación; no inflaman, son indoloros y duran más en el tiempo.

Desde hace años, las ojeras han sido un problema estético difícil de tratar. Aparatos de electro medicina, remedios caseros, materiales inyectables, y un sinfín de tratamientos se han ido aplicando. Hasta hace poco no se han podido conseguir buenos resultados.

Es verdad que es una zona delicada, de piel fina, muy vascularizada, y muy cerca del cuenco orbitario, con lo que la técnica debe ser aplicada por manos expertas para evitar problemas de posibles edemas, hematomas y sobrecorrecciones. Por eso, y para evitarlos, se recomienda tratarlas muy poco a poco. De este modo la paciente podrá hacer vida normal y reincorporarse a su trabajo lo antes posible. Por fin podemos decir que hemos conseguido mejorar las ojeras, la mirada, y el aspecto de las pacientes. Éste es un aspecto que antes reflejaba cansancio y tristeza como consecuencia, unas veces, de la genética, y otras, de las circunstancias de la vida que toca vivir a cada uno y que siempre dejan huella en nuestro espejo del alma.

El protocolo aplicado en consulta establece que se debe explorar, limpiar y marcar la zona de aplicación a la paciente, siempre sentada. Tras aplicar una pomada anestésica, se procede a la aplicación de una combinación de tres técnicas:

  • para la caída de ojos se pueden aplicar 2 unidades de Toxina Botulínica en el ángulo exterior de cada ojo y, así, la mirada queda más abierta. También es posible aplicar hilos.
  • para la pérdida de grasa a nivel periocular tratamos la zona con relleno de ácido hialurónico semi reticulado con un complejo de aminoácidos,antioxidantes y vitamina B6.
  • la coloración violácea por estrés será tratada aplicando Carboxiterapia para mejorar la oxigenación de la zona- Aplicar inyección entre 10 y 20 cc de CO2 en cada ojera. Inmediatamente se masajea activando la circulación y así conseguimos aclarar el color azulado.

Actualmente es posible transformar una mirada de tristeza y de cansancio en otra relajada y fresca y obtener un buen resultado sin pasar por cirugía.

Actualmente hay nuevas formas de administrar la toxina botulínica. Se trata de nuevas concentraciones, dosis bien aplicadas y orientación de las agujas -cada vez más invisibles. Gracias a ello, estamos obteniendo caras relajadas pero nunca paralizadas.

Las texturas de la piel del cuello, escote, cuerpo y brazos pueden mejorar con los inductores de colágeno, hilos tensores, radiofrecuencia…

También la redefinición del óvalo facial, reducir grasa y la celulitis son muy demandados. Es importante que al mismo tiempo equilibramos los hábitos higiénico dietéticos para una buena salud estética.

Así pues, la tarea no es fácil; ponerse en el lugar del otro con todos los factores condicionantes anteriormente citados. Se trata de un reto singular orientado a obtener el mejor resultado estético y emocional y, sobretodo, conseguir un Equilibrio en Medicina Estética saludable.

El paciente nos lo agradecerá.

Revista de la Salud 2.0 2 Trimestre – 12 Abril 2019

CONTACTO

Leave a reply